Donald Trump logró su cometido, su pequeña aspiración megalómana de llegar a la Casa Blanca. Junto con ello, las voces de alarma -que oímos durante la campaña electoral- se han ido concretando poco a poco en diversas políticas, las que han sido ampliamente criticadas por incluir fuertes medidas anti-inmigratorias y de proteccionismo económico.

Personalmente, a pesar de mi discrepancia, podría convivir con ellas desde la lejanía. Sin embargo, mi preocupación surge fundamentalmente de una postura en específico, una central en el ahora presidente. Trump es decididamente anti-ciencia, y sus consecuencias no tardarán en llegar. Incluso las propuestas que parecen menos relacionadas, como pueden ser las políticas migratorias, tendrán consecuencias nefastas para el desarrollo científico. Cabe destacar que un 40% de los investigadores del país son, efectivamente, extranjeros.

Para entender la magnitud del asunto, podemos ejemplificar la situación en dos temáticas en que la ciencia ya ha llegado a conclusiones serias. En estas, no esperaríamos encontrar aún polémica, pero la evidencia parece ser rotundamente ignorada por las propuestas ideologizadas del presidente.

1
Twitt maravilloso 1

Vacunas

Desde sus inicios en la carrera presidencial, con afirmaciones en sus redes sociales del tipo he visto a gente con un hijo perfectamente sano, lo llevan a vacunarse, un mes después ya no es un niño saludable”, Trump sigue demostrando su total ignorancia sobre el tema (1),(2),(3).

Todo pareciera indicar que está armando una comisión para investigar las vacunas. Lo complejo es que, considerando el nivel de certeza que manejamos actualmente respecto de su seguridad y utilidad, y el acceso a la información que debe tener alguien con un cargo de alto nivel como él: no sólo será un gasto innecesario; no sólo su mera creación es un empuje peligrosísimo a los movimientos anti-vacunas; sino que, además, no podemos sino sospechar de que las conclusiones de esta comisión ya han sido dictaminadas, y que no se trata más que de una fachada para intentar legitimarlas.

2
Twitt maravilloso 2

Cambio climático

Desde el inicio de su candidatura, a través de Twitter ha despotricado también contra lo que cree sería una mentira creada por China para perjudicar la competitividad industrial de EEUU (1),(2),(3),(4),(5),(6), todo esto mientras un 97% de los científicos reconocen la innegable relación antropogénica del problema.

Ha afirmado su interés en retirar a Estados Unidos del acuerdo de París, tratado firmado por más de 200 países para intentar mantener el aumento de las temperaturas globales bajo los 2° Celsius, y pareciera estar buscando la forma más rápida de hacerlo.

Siguiendo esa línea, eligió a un negacioncita del cambio climático como líder de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y tiene intenciones de eliminar varias regulaciones medioambientales creadas por la administración anterior. Así mismo, propuso también a una “escéptica” del cambio climático como Secretaria de Interior y a un ex alto ejecutivo petrolero como Secretario de Estado.

Esto ha significado tal rechazo y preocupación en la comunidad científica, que recientemente 376 miembros de la Academia Nacional de Ciencias, entre los que se incluyen 30 premios Nobel, firmaron una carta sobre las terribles consecuencias que tendrá el calentamiento global. Nada  parece ser suficiente para que este personaje recapacite sus creencias.

En sus primeros días Trump eliminó las referencias al cambio climático de la página oficial de la Casa Blanca. Ahora sólo nos queda ver de cómo se las arregla para seguir plasmando su propósito.

donald-trump-links-vaccines-to-autism-epidemic-business-insider-com-au_1077989

No podemos mantener silencio.

Seleccioné los ejemplos anteriores  por los evidentes perjuicios que traen consigo para el resto de la población, sin embargo las implicancias generales de su discurso van mucho más allá.

Trump ha demostrado constantemente un criterio despectivo hacia la ciencia a la hora de designar cargos, y esto puede influir radicalmente el rol de algunas instituciones del estado. Otro ejemplo es El candidato para la Agencia de Drogas y Alimentos (FDA), quien ha llamado previamente a eliminar el requerimiento de demostración de eficacia (de un medicamento) previo a su comercialización, afirmando: “dejemos que la gente los use, a su propio riesgo”.

El nuevo presidente ha demostrado no tener remordimientos al mentir en público y contradecir hechos conocidos. Al mismo tiempo que ha tenido una agresiva política de censura contra los medios. Considerando el número significativo de datos proveniente de instituciones del estado, no podemos sino cuestionar qué tipo de medidas tomará en caso de que estos datos esbocen una realidad que le resulte incómoda. Instruyó hace algunos días a la Agencia de Protección Ambiental el detener un programa que financiaba, entre otros, investigación, monitoreo ambiental y educación, pero no sin antes prohibir que esto fuera discutido con cualquiera fuera de la agencia. Peor aún, la administración estaría ahora exigiendo que todos los estudios y datos de la EPA sean revisados por una comisión política antes de ser publicados, algo totalmente inaceptable.

¿Que pasará con la educación científica del país ante esta clara retórica anti-científica? Hasta ahora sabemos, por ejemplo, que vicepresidente electo no cree en la evolución y ha demostrado ser un férreo partidario de la enseñanza escolar del creacionismo. Pueden imaginar las barbaridades que propondrán en los próximos años.

csd-scientist-protest-at-agu-dec-2016

Estamos presenciando un momento histórico, cuyas consecuencias se verán definitivamente reflejadas en el resto del globo. La profundización de estas medidas puede significar el retroceso de décadas de avances en materia científica, e incluso la condena para el futuro de nuestras generaciones, a través de la destrucción del medio ambiente. La comunidad científica se está  ya movilizando y es nuestra responsabilidad sumarnos y demostran nuestro descontento, o nos encontraremos de pronto viviendo en una nueva etapa de oscurantismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s