Desde pequeño fui un amante de la tecnología. En ese afán de siempre probar el último desarrollo, recuerdo haberme creado con entusiasmo una cuenta en Facebook apenas estuvo disponible en Latinoamérica. Desde entonces he sido siempre un usuario activo en ella, compartiendo cosas que me parecían interesantes, o divertidas, y últimamente ocupándola también como un pequeño medio de difusión de mis escritos.

Por otro lado, siempre ha existido una parte de mi persona incómoda con esta red social. Una que ha presenciado los diversos -y nefastos- cambios en sus políticas de privacidad, una que ya tiene la costumbre el automatismo de sacar a cada rato su celular para revisar si hay notificaciones, una que llegó a pasar más de 20 minutos al despertar cada mañana revisando las novedades del mundo paralelo.

Pero fue hace pocos días que leí el artículo definitivo que terminaría de convencerme, por lo que reuní las ganas para escribir una mirada integradora y que no excluya a los hispanohablantes. Porque esto es algo que se merece saber, porque lo único que pude concluir es que eliminar Facebook parece ser una buena idea, y quizás tú también deberías hacerlo.

En primer lugar hay  que entender que a pesar de que sentimos las redes sociales como parte fundamental del siglo XXI, la verdad es que es la ilusión que nos ha vendido la marca. Desde su concepción, rápidamente esta dejó de estar pensada para ser una herramienta de conexión entre conocidos, sino una máquina más de entretenimiento. Y para eso cuenta con un ejército de ex trabajadores de casinos, empecinados en encontrar la manera más eficiente de volverte adicto, adicción destinada a aumentar el tiempo que pasas en ella y la información que le proporcionas, incrementando así las ganancias a través de la publicidad y la venta de tu información personal.

facebook-atlas-no-facebook-privacy

Privacidad ¿Qué hay de ella?

Prácticamente nadie se da el trabajo de leer las políticas de privacidad de Facebook, y ahí está nuestro primer gran error. Entre cosas de por si aberrantes, se esconde más importantemente aún una estrategia de generar vacíos legales que les permitan jugar con toda tu información.

No es casualidad que la privacidad sea el artículo número 12 de los derechos humanos.  Personalmente, me parece poco ético que vendan tu información personal para efectos de marketing (y quien sabe que más), ya que lo que subimos a esta red no es algo que escribiríamos en los paneles del metro. Pero entiendo que a algunos esto no les parezca para tanto, si es tu caso pues te recomiendo seguir leyendo.

Facebook no sólo tiene la información que tú le proporcionas a través de tus estados.

Si decides has subido una fotografía a Facebook habrás notado el increíble sistema de reconocimiento facial. En efecto está alcanzando niveles de precisión similares al del humano, y a través de los meta-datos que estas fotografías contienen, aunque no te etiqueten, pueden seguir  tu ubicación a través de las imágenes.

Si crees que al enviar un mensaje tu información se mantiene entre tu y tu receptor, pues estás equivocado. Facebook escanea automáticamente el contenido de tus mensajes privados, ha recibido de demandas por ello, sin embargo sigue siendo parte de la política de la compañía. Pueden obtener tanta información rentable de ellos que su intención es de hecho que toda la comunicación pase a través de sus servidores. Por esta razón te dio hace un par de años una cuenta de correo gratuita (que por suerte no llegó a ser popular), y por este mismo motivo compró Whatsapp (que hace poco nos enteramos, tenía una vulnerabilidad -conocida por ellos- que permitiría interceptarlos, esto a pesar de que la empresa de jactara sobre el cifrado de mensajes.

facebook-privacy

Pero bueno, al menos lo que hago fuera de la red social está a salvo, ¿no?

Nuevamente equivocado. Facebook le pide a tus amigos que sean soplones de la información que hayas decidido no compartir.

La empresa sigue lo que haces por todo internet, basta con que el sitio tenga implementado algún botón de la gran F como darle like o compartirescaneando la página y asociando las palabras claves contigo. ¿Quizás hayas vivido como después de buscar algo en google, comenzó a aparecerte publicidad relacionada en Facebook? Y ahora, a través del uso de tu cuenta de Facebook para otros servicios (como Spotify o Tinder) los tentáculos de la empresa se siguen extendiendo, recolectando más y más información para su análisis y posterior venta.

A través de la aplicación de FB o Messenger de tu teléfono, la empresa sigue tu ubicación con pocos metros de error. Esto les permite deducir, por ejemplo, si estás enfermo y donde te atiendes, o si estás saliendo con alguien (y durmiendo con esa persona).

El 2014 agregaron incluso la posibilidad de encender el micrófono de tu teléfono sin tu autorización. Inicialmente -según ellos- para detectar la música o programas que estás escuchando, pero la puerta abre todo un mundo de posibilidades.

Quizás algunos en este punto me digan: Bueno, pero yo no tengo nada que esconder. ¿Estás seguro?

La recolección de información se utiliza en algoritmos para deducir otra información y para predecir eventos futuros. La venta de sus resultados podría, por ejemplo, aumentar lo que te cobren o llevar a que te nieguen un seguro, como podría ser el de salud.

Tu jefe podría estar interesado en saber que estás buscando quedarte embarazada, o que tuviste una reunión de una hora en una empresa competidora, basta tener la aplicación instalada en tu celular para poder hacer las correlaciones. Ambas situaciones que no requieren ninguna autorización de acceso que no le hayas dado ya a Facebook. Recuerda que la información que se utiliza para analizarte no es sólo lo que compartes, sino también lo que el resto hace, lo que compras, lo que lees en internet.

Dar información de algo potencialmente ilegal que hayas hecho o la de participar en una causa política puede traerte problemas, tanto ahora como en el futuro. Y no tenemos que basarnos en suposiciones ni teorías conspirativas, sabemos que Facebook fue una de las principales compañías que daban acceso completo a tu información a entidades gubernamentales, por ejemplo, a través del programa PRISM revelado por Snowden.

Para que quede más claro, tal como existen corredores de propiedades o de la bolsa, existen los de datos. La venta de tu información se realiza sin que tengas ningún control al respecto, la reventa posterior continúa en una larga cadena haciendo que tu información termine en realidad como parte del dominio público.

facebook-octopus

¿Y si decidiera dejar de publicar en ella?

De poco sirve, han existido casos de Facebook creando publicaciones políticas a tu nombre para tus amigos, o utilizando a usuarios como herramienta para promocionar nuevo contenido, como si lo hubieran visto y les gustara (cuando claramente no ha sido el caso). Así se han visto situaciones como la de una mujer felizmente casada promocionando un sitio de citas, o un vegano haciéndolo con McDonald’s. Sin embargo, estos ocurrieron en los inicios de su desarrollo, actualmente la plataforma usa sistemas mucho más sofisticados para determinar a quién utilizar para cada promoción, por lo que de la mayoría de estos casos nunca te enteras.

La red social no es siquiera una fuente fiable de información. Hace algunos años supimos como Facebook experimentó manipulando emocionalmente a sus usuarios a través de privilegiar o censurar estados de sus amigos. Actualmente se puede utilizar, por ejemplo, para la censura política. Esto directamente pagando para modificar los algoritmos de la empresa, o por intervención indirecta, por ejemplo a través del reclutamiento de perfiles que denuncien una publicación. Así mismo el sistema de recompensa de Facebook hace que noticias falsas o tendenciosas se difundan sin dificultad, virilizándose como verdades absolutas.

broderick-open-letter-from-horrible-facebook-friends-1200-630-18103100

Pero… ¿Cómo podría vivir sin ella, si es una herramienta tan útil para conectarme con mis amigos?

Algoritmos cada vez más complejos se utilizan para decidir que cosas mostrarte (y por lo tanto que de lo que tu compartes mostrarle al resto). El problema, es que el objetivo de la empresa no es maximizar tus conexiones ni fortalecer tus amistades, sino mantenerte más tiempo utilizando Facebook, por lo que son estas las historias privilegiadas (y el resto, simplemente filtradas).

Vivimos muchísimos años sin Facebook, y existe un sinnúmero de otras formas de mantener el contacto con tus seres queridos, sin embargo, es un círculo vicioso. Lo único que te fuerza a mantener el uso de la plataforma es que el resto la siga utilizando como fuente relevante para compartir sus sucesos, y adivina cual es la razón de que ellos la sigan usando…

Facebook te hace sentir que estás en contacto, cuando en realidad no es así. Los post que vemos cada día no son el compartir sincero de sus vidas, sino la fachada del personaje que intentan representar en este mundo digital. De hecho, tus amistades en la vida real se diluyen, mientras se va fortaleciendo la sensación de cercanía con el personaje virtual que parece ser mas amistoso.

facebook-drug-company

Unas últimas palabras…

No niego que pueda tener utilidades mínimas, pero no sobrevive ningún análisis costo-beneficio. Facebook termina siendo una red social tóxica. Junto con Instagram, es, en muchos casos, la cúspide de la superficialidad. Con su sistema de recompensa basado en likes se hace provecho de los mismos procesos cerebrales involucrados en todo tipo de adicciones para crear esta necesidad de mantener tu personaje y ser alguien interesante en ese mundo virtual. Esto termina falsificando relaciones, menoscabando tu autoestima, y haciéndote perder muchísimo tiempo, en una vida demasiado corta para seguir haciéndolo.

Estoy seguro que alguna vez te has notado divagando en tus noticias buscando algo interesante, probablemente pasas más tiempo en la búsqueda que en tus hallazgos, mientras estás ahí como un zombi desconectado de la realidad en esta acumulación de banalidad. Probablemente te has visto revisando la aceptación que está teniendo tu último post; o ese rush de una nueva solicitud de amistad; quizás te has dado cuenta como alguna vez estabas intentando mostrarle al resto del mundo lo feliz que eres, mientras que en realidad pasabas oir un momento complejo o sufrías en tiempos de depresión.

facebook-addict

El problema es justamente que este es el modelo de negocios de Facebook. La empresa te vende, porque así es como obtiene sus millonarios ingresos. Tal como en sus inicios no imaginaba que Facebook me utilizaría para promocionar sitios que nunca vi, tampoco sabemos ahora lo que la compañía hará con la información creciente que posee de nosotros. Sus redes se extienden cada vez más lejos, mientras siguen contratando a las mentes más brillantes del desarrollo en inteligencia artificial y análisis de datos, para hacer más conexiones y crear algoritmos más complejos que permitan obtener más valor de nosotros.

Escaparte de esta red social no te aislará del mundo, probablemente te conectará más con los que te importan. No te quitará oportunidades de trabajo, serás más productivo sin ella.

Seguimos brindándoles voluntariamente libre acceso a nuestras vidas, sólo para mantenernos en contacto con la falsa imagen de nuestros conocidos. Pero bueno, al final sólo se preocupa de la privacidad quien tiene algo que esconder, ¿no?

Seguimos aceptando esta vulneración simplemente porque somos inconscientes de ella, colabora compartiendo esta publicación o conversando con tus cercanos. Sólo así romperemos el círculo vicioso que nos impide desconectarnos.

¿Se te ha pasado por la cabeza hacerlo?, ¿Tuviste ya la experiencia de dejarlo? Deja tus comentarios.

favim-com-18300

Apéndice:

Si después de leer esto, decides tomar cartas en el asunto, puedes hacer lo siguiente:

  • Opcionalmente puedes descargar toda tu actividad en Facebook. Sin embargo, las fotografías no se descargan en alta resolución, por lo que si eso te interesa, utiliza alguna de las aplicaciones disponibles.
  • En la configuración de tu cuenta puedes ver las aplicaciones a las que les diste acceso a Facebook (y viceversa). Lamentablemente no existe forma de eliminar tu información de ellas automáticamente, por lo que si quieres hacerlo debes ir una a una desvinculando tu cuenta. Ten en cuenta que a su vez estas tienen sus propias políticas de privacidad, puede que decidan no darte la opción de borrar tu información.
  • Elimina tu cuenta de FB (y no te dejes engañar con el intento de la empresa de que sólo la desactives)
  • A pesar de que ya no poseas una cuenta, Facebook sigue estando repartido por internet y cuando tus amigos descargaron le dieron acceso a tu información (a través de sus contactos), por lo que seguirá creando un perfil fantasma de tu persona.
    Puedes obstaculizar este proceso de varias maneras:

    1. Activa la opción do not track en Firefox o Chrome
    2. Descarga alguna extensión de privacidad como Disconnect en Firefox  o Chrome
    3. Utiliza la pestaña de navegación privada o el modo incógnito de tu navegador, puedes incluso hacer que se abra por defecto en este modo.
Anuncios

9 comentarios en “Eliminar Facebook parece ser una buena idea, y quizás tú también deberías hacerlo.

    1. Gracias por tu comentario. Sin embargo, no dije que fuera un Backdoor (eso fue un error en el artículo de TheGuardian).

      A diferencia de otros mensajeros, como Signal, Whatsapp no retiene el mensaje y ni te notifica automáticamente del cambio de dispositivo (que renueva la clave de cifrado), por lo que si es una vulnerabilidad aprovechable para interceptar una conversación.

      Saludos

      Me gusta

      1. leíste el artículo? no es una vulnerabilidad que no retenga el mensaje, y retenerlo podría hacerla más vulnerable. Tal vez que notificar no sea la opción por defecto es vulnerable, pero no tienen manera de saber quienes verifican su número de seguridad por lo que no pueden aprovecharla.

        Me gusta

      2. Si, lo había leido ya.

        Retenerlo no lo haría más vulnerable, por el contrario te daría la opción de verificar primero que corresponde a un nuevo dispositivo de la persona. Es decir, aunque recibas la notificación, esos mensajes ya habrán sido enviados con la nueva clave de cifrado. El que no venga por defecto es un peligro extra, ya que algunos usuarios ni siquiera se percatarán del cambio.

        El que no tenga como saber quienes verifican no hace que no se pueda aprovechar el mecanismo, sólo significa que no saben quienes detectarán eventualmente la intrusión.

        Me gusta

      3. Retenerlo no sería vulnerable exclusivamente si las notificaciones estuvieran activadas por defecto y, tal como menciona el artículo de Open Whisper Systems, Whatsapp le dió prioridad a la usabilidad considerando el número de usuarios que lo verían como una inconveniencia y tal vez los disuada de seguir usándola. Que no sepan quienes verifican es un deterrente en este caso de uso, ya que sería pésima publicidad que saliera a la luz un caso de intervención, cosa que ellos no pueden garantizar que no suceda con el sistema actual.

        Sólo te debería preocupar el modelo de whatsapp si estás siendo perseguido en alguna forma y necesitas garantizar que tus comunicaciones sean secretas, caso para el cual whatsapp claramente no está diseñado. Entonces simplemente me parece sensacionalista decir que “tenía una vulnerabilidad -conocida por ellos- que permitiría interceptarlos”, cuando su modelo es perfectamente funcional, y no es ideal (notificando por defecto con bloqueo hasta verificación) porque priorizan una experiencia de usuario simple.

        Me gusta

      4. Nunca puedes garantizar que tus conversaciones sean secretas, pero está es una forma relativamente simple de intervenir mensajes. Que ellos lo justifiquen por ‘usabilidad’ es algo relativo. Me parece bastante poco creíble el temor de que usuarios dejaran de usar la plataforma solo porque les avise de que hubo un cambio de dispositivo (no es como que cambiemos de celular cada día). Si no te interesara mayormente el tema del cifrado es cosa de ponerle aceptar y continuar usando la aplicación.

        Me gusta

  1. Creo que no me sirvió eliminar toda mi actividad de facebook. Copié el jquery, luego el código de la página y me sale undefined. Proseguí con escribir leaveFacebook(); , cargaron un par de cosas y me sale found 0 menus to click, please hold… undefined, undefined y quedó todo igual :/ no sé qué haceeer

    Me gusta

    1. Hola!

      Para que funcione tienes que usar Chrome. Es importante que, antes de agregar el jquery y el segundo código a la consola de JavaScript, estés en tu actividad (eso lo haces entrando a tu perfil y haciendo clic en ver toda tu actividad).

      De todas maneras, no es un requisito, sino un paso opcional, cortesía de las mentes más obsesivas. En teoría Facebook eliminará tu cuenta 15 días después de haberlo solicitado, y deberá (por ley) borrar tu información en 3 meses.

      Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s