Denuncia: Diplomado de “Sanación Pránica” en un hospital público.

Este mes se dio comienzo al “Segundo Diplomado en Sanación Pránica” en el Hospital San Borja Arriarán, he aquí su afiche publicitario (en formato reportaje por supuesto, para aprovecharse de los más crédulos):

Untitled.png

Por mucho que esto le pueda servir de propaganda a Jorge Fuentes y sus secuaces, no puedo dejar que pase desapercibido; esta es mi denuncia.

No vale la pena desgastarse en analizar su palabrería de “auras” y “energías vitales”, tampoco en como cura “sin tocar el cuerpo ni administrar medicamentos”, me centraré, en cambio, en el burdo ejemplo pseudocientífico de turno, y en su desesperado intento de pasar colado como ciencia de verdad.

Ignacio Arteche (Jefe de la unidad del hospital) afirma que la Sanación Pránica “se basa en un método comprobable estadísticamente y por tanto replicable en todos los pacientes”, además de que “presenta bastante validación científica en el mundo”. Una búsqueda en MEDLINE (la base de datos médica más grande en el mundo) del término “pranic” (ni siquiera agregándole healing o medicine, para detectar la mayoría de resultados) arroja míseros 13 artículos, de los cuales sólo 6 tratan sobre algo relacionado. De estos, 2 son opiniones (sin nada científico en su interior) postulando su uso en enfermería (1,2), uno es un resumen del tema (tampoco incluye alguna clase de evidencia consigo), y el último simplemente ya no está disponible. Es decir, sólo existen dos estudios con un intento de contenido científico, los cuales se han enfocado solamente en la meditación Pránica (un tipo de meditación rica en visualizaciones), no en la terapia ofrecida por los “sanadores pránicos”.

Aun así, pasemos a revisarlos.

El primero de ellos, tomó 75 mujeres con diagnóstico reciente de cáncer de mama que estaban aprendiendo meditación Pránica, midiendo a través de cuestionarios su sensación de bienestar luego de 15 semanas de 20 minutos diarios de su ejercicio. Se encontró mejorías en “síntomas de mama y brazos” (porque claro, el curso de la enfermedad luego de la extirpación del tumor no es la mejoría natural de los síntomas…), y leves cambios en el estrés psíquico y desórdenes psicosomáticos. No hubo absolutamente ninguna diferencia en el funcionamiento sexual, ideación suicida, ni trastornos del sueño. Básicamente encontramos diferencias mínimas, en los ítems más subjetivos, que podrían ser explicadas por la evolución esperada post-quirúrgica (convenientemente los investigadores no ocuparon un grupo control, menos aún algún tipo de placebo). Estos resultados me sorprendieron incluso a mí, considerando que si existe evidencia interesante sobre otro tipo de meditaciones, como el Mindfulness. Esperaba haber encontrado algo más serio. El estudio no nos dice mucho, ni hablar sobre considerarlo evidencia sobre la sanación Pránica.

El segundo también se limita a la meditación, intentando encontrar un aumento del metabolismo fagocítico, es decir, de en nuestro sistema inmune. En este pequeño número de pacientes (29) las concentraciones de peróxido de hidrógeno se vieron incrementadas, sin cambios en los niveles de cortisol ni melatonina. En resumidas cuentas, no se alteró los niveles de la principal hormona relacionada con el stress y la que interviene con los ciclos circadianos, afectando sólo la actividad fagocítica calculada, sin saber realmente si este hallazgo tendría alguna clase de impacto en la función inmune, tampoco si los resultados serán replicables. Nada nuevo para la meditación en todo caso, un regalo de nuestro sistema hipotalámico-hipofisiario-adrenal.

DIPLOMADO2-014.jpg

Como podemos ver, no existe la más mínima base científica que apoye a la Sanación Pránica. Las afirmaciones de Arteche no son más que mentiras descaradas, apoyadas por las arcas fiscales. Presumíamos que sus aserciones sobre la efectividad en “medicina interna” eran ridículas, sin embargo, encontramos que ni siquiera existe investigación seria vinculada a patologías de la esfera psicológica o psiquiátrica.

¿Cuáles son las intenciones entonces de este grupo de instructores y autoridades hospitalarias involucradas?

La respuesta es la que suele verse en este tipo de situaciones. Como pueden apreciar en la página oficial del evento, el costo del curso va desde $1.160.000 hasta $1.430.000 pesos chilenos, algo así como 2 mil dólares. Increíble.

La pregunta que yo me hago es ¿cómo podemos tolerar esto? Vivimos en una sociedad que valora la libertad por sobre todas las cosas, en ese sentido, nunca podremos prohibirle a algún incauto endeudarse para gastar 8 sueldos mínimos en conocimientos que le resultarán inútiles (e incluso perjudiciales, ya sabemos de muchos casos en donde la medicina complementaria, alimentada por la paranoia anti-médica, termina con pacientes recibiendo solamente este tipo de intervenciones pseudocientíficas). Sin embargo, no podemos permitir que un hospital público, financiado con el aporte de todos los ciudadanos, termine auspiciando este tipo de actividades. Sabemos que se prestó el lugar, no estamos seguros (y esperemos que así no sea) si además habrá recibido algún tipo de financiamiento por parte de la institución. El logotipo del gobierno simplemente no puede validar este tipo de prácticas, como tampoco debiera hacerlo una universidad del estado. Esto es una vergüenza para la salud pública del país, una burla para todos los que caigan en este fraude, pero sobre todo para los futuros chilenos que, valiéndose de su ignorancia, serán abusados por los que -con suerte- pueden ser llamados pseudo-terapeutas.

Actualización Mayo 2017: Llevamos a cabo una investigación con otros miembros de la Asociación Escéptica de Chile, lo que encontramos fue peor de lo que habríamos imaginado. Pueden leerla aquí.

Anuncios

6 comentarios en “Denuncia: Diplomado de “Sanación Pránica” en un hospital público.

  1. Una persona inteligente no es de mente cerrada, ni se comporta como un Aveztruz que entierra su cabeza para evitar nuevas ideas y desarrollos. Una persona inteligente no es fácilmente engañada ni acepta ciegamente las ideas, si no que las estudia y las comprende para luego evaluarlas con su razón por medio de sus propias experiencias.
    Una persona Inteligente estudia estas ideas con una mente clara y objetiva.
    Saludos

    Me gusta

  2. En Ecuador hay una anciana que también estafa, su nombre es YANIRA LOURDES VERA GILER, esta señora cobra 300 dólares por un curso de sanacion pranica y solo se dedica a hablar de los shamanes y sus ritos, se fuma un cigarro sobre las fotos que llevan los participantes. Luego hace la lectura del tarot y tuerce los ojos como si le fuera a dar ataques epilépticos, al finalizar tiene el descaro de decir que deben tomar el siguiente curso que cuesta 400 dólares y otro curso más que es el avanzado y que ese cuesta 700 dólares. La anciana debería estar presa pero ella sigue haciendo sus cursos y lucrándose a costillas de los ingenuos.

    Me gusta

    1. En este tipo de prácticas “alternativas” se suele seguir el patrón que describes de cobro por cursos, cursos que suelen dividirse en niveles: “aprendiz”, “instruído”, “avanzado”, etc.
      Jugando justamente con el deseo incremental de querer tener un reconocimiento mayor, el supuesto instructor aprovecha de aumentar exponencialmente sus ganancias.

      Respecto a este caso en particular, tengo novedades interesantes que muestran las inconsistencias del sistema, pagado además con nuestros impuestos, que sustenta estas prácticas. Pronto publicaré más al respecto.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s