Alrededor de 18,5 millones de niños viven tras el fallecimiento de sus padres; escalofriante cifra que no incluye muchos más, que si los tienen pero se encuentran en situación de pobreza extrema, hambruna, rodeados de drogadicción o violencia. Cifra que es producto del fino equilibrio entre los casos nuevos cada año, y las familias esperanzadas en darles amor y un nuevo hogar. Resulta doloroso aceptar entonces que muchísimas parejas se ven impedidas de hacerlo por la ignorancia y el odio fomentado por algunos sectores. Hablo de gays y lesbianas que, enamorados y con el proyecto de formar familia, esperan que las leyes locales se adapten al siglo en que vivimos. El año 2007 un reporte encontró que a más de la mitad de los gays y a un 41% de las lesbianas en Estados Unidos les gustaría adoptar. Eso daría, sólo en ese país, un estimado de 2 millones de parejas homosexuales interesadas en hacerlo. (1) (2)

Gays y lesbianas tienen además una mayor tendencia a adoptar niños pertenecientes a minorías, con necesidades especiales o de mayor edad, los grupos lamentablemente más abundantes y difíciles de dar en cuidado. En nuestro país, de los 238 niños y niñas que esperaban ser adoptados al 31 de diciembre del 2014, sólo 34 tenían 3 años o menos.
De la misma manera, estas parejas aceptan con mayor frecuencia adopciones abiertas, donde se permite el contacto del niño con sus padres biológicos. (3)

Las políticas públicas han sido históricamente dirigidas teniendo como fondo la retrógrada  creencia de que los homosexuales son gente enferma. Actualmente ni las sociedades de psiquiatría ni psicología lo consideran de esta forma. Hace muchos años ya que la Asociación Americana de Psiquiatría la removió de la lista de desórdenes mentales afirmando que “La homosexualidad per se no implica ningún discapacidad en el juicio, la estabilidad, la confianza, o en general las capacidades sociales o vocacionales”. (4)

Algunos afirman que existiría un gran desacuerdo entre sociólogos acerca de la crianza por parte de padres homosexuales. Sin embargo, si analizamos todos los estudios revisados por pares que han tratado el tema desde 1980 hasta febrero del 2015, 71 demuestran que tienen las mismas capacidades, mientras sólo 4 concluyen lo contrario. Sin embargo, cabe destacar que estos 4 agruparon a los niños con padres homosexuales junto con los que sufrieron rupturas familiares, cohorte conocida por los mayores traumas vinculados a la disolución familiar. (5)

Una de las aprehensiones usualmente traídas a la mesa, radica sobre la identidad sexual de los niños criados por estas parejas. Al respecto, hoy en día sabemos que el desarrollo de la identidad de género en ellos sigue el patrón esperado, que el comportamiento de rol de género está dentro de los límites habituales y una vasta cantidad de estudios muestra que no existen diferencias en cuanto a su orientación sexual. (6) (7) (8) (9) (10)

Probablemente el mito más indignante recae en la creencia de que existiría un mayor número de abusos sexuales por parte de los padres. Toda la evidencia actual desacredita tal afirmación. Tampoco estos niños son excluidos por sus pares. (11) (12) (13) (14)

Aspectos del desarrollo personal como problemas de comportamiento, personalidad, auto-concepto, control, juicio moral, adaptación escolar e inteligencia no han mostrado diferencias estadísticamente significativas con respecto a niños criados por padres heterosexuales. En resumidas cuentas, la creencia de que los adultos gays o lesbianas no son aptos para el trabajo parental, no tiene absolutamente ningún fundamento empírico.  (15) (16) (17) (18) (19) (20) (21) (22) (23)

Sin embargo, algo que sí sabemos, es que los problemas de comportamiento que han mostrado un número bajo de investigaciones están claramente vinculados a la estigmatización homofóbica, algo que los investigadores anti homosexuales se encargan de perpetuar. (24)

El lanzamiento de “Nicolás tiene 2 papás” mostró lo irracional y desinformada que puede llegar a ser la sociedad chilena. Si nuestro foco realmente está en estos niños, la discusión cargada de tintes dogmáticos, que termina por postergar decisiones impostergables, deberá ser sustituida por la revisión seria de la evidencia actual. Sobre todo, cuando cada día que pasa, esos pequeños siguen sumidos en el abandono.

large (7)

Bibliografía
(1)    UNICEF. THE STATE OF THE WORLD’S CHILDREN 2015. http://data.unicef.org/corecode/uploads/document6/uploaded_pdfs/corecode/SOWC_2015_Summary_and_Tables_210.pdf (accedido 25 de Julio 2015).
(2)    Gates Gary J., Lee Badgett M.V. . Adoption and Foster Care by Gay and Lesbian Parents in the United States. http://www.urban.org/sites/default/files/alfresco/publication-pdfs/411437-Adoption-and-Foster-Care-by-Lesbian-and-Gay-Parents-in-the-United-States.PDF (accedido 25 de Julio 2015).
(3)    Departamento Planificación y Control de Gestión SENAME.BOLETIN ESTADISTICO NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES TERCER TRIMESTRE 2014 ADOPCIÓN. http://www.sename.cl/wsename/otros/bestnacionales/2014/BE_ADOPCION_201409.pdf (accessed 25 de Julio 2015).
(4)    Conger, J. (1975). Proceedings of the American Psychological Association for the year 1974: Minutes of the annual meeting of the Council of Representatives. American Psychologist, 30, 620-651.
(5)    Columbia Law School. What does the scholarly research say about the wellbeing of children with gay or lesbian parents? (http://whatweknow.law.columbia.edu/topics/lgbt-equality/what-does-the-scholarly-research-say-about-the-wellbeing-of-children-with-gay-or-lesbian-parents/) (accedido 25 de Julio 2015).
(6)    Bailey, J.M., Bobrow, D., Wolfe, M. & Mikach, S. (1995), Sexual orientation of adult sons of gay fathers, Developmental Psychology, 31, 124-129;
(7)    Green, R. (1978). Sexual identity of 37 children raised by homosexual or transsexual parents. American Journal of Psychiatry, 135, 692-697.
(8)    Green, R., Mandel, J. B., Hotvedt, M. E., Gray, J., & Smith, L. (1986). Lesbian mothers and their children: A comparison with solo parent heterosexual mothers and their children. Archives of Sexual Behavior, 7, 175-181.
(9)    Kirkpatrick, M., Smith, C., & Roy, R. (1981). Lesbian mothers and their children: A comparative survey. American Journal of Orthopsychiatry, 51, 545-551.
(10)    Brewaeys, A., Ponjaert, I., Van Hall, E. V., & Golombok, S. (1997). Donor insemination: Child development and family functioning in lesbian mother families. Human Reproduction, 12, 1349-1359.
(11)    Groth, A. N., & Birnbaum, H. J. (1978). Adult sexual orientation and attraction to underage persons. Archives of Sexual Behavior, 7, 175-181.
(12)    Jenny, C., Roesler, T. A., & Poyer, K. L. (1994). Are children at risk for sexual abuse by homosexuals? Pediatrics, 94, 41-44.
(13)    Sarafino, E. P. (1979). An estimate of nationwide incidence of sexual offenses against children. Child Welfare, 58, 127-134
(14)    Gartrell, N., Deck, A., Rodas, C., Peyser, H., & Banks, A. (2005). The National Lesbian Family Study: 4. Interviews with the 10-year-old children. American Journal of Orthopsychiatry, 75(4) 518-524.
(15)    Anderssen, N., Amlie, C., & Ytteroy, E. A. (2002). Outcomes for children with lesbian or gay parents: A review of studies from 1978 to 2000. Scandinavian Journal of Psychology, 43, 335-351.
(16)    Brewaeys, A., & Van Hall, E. V. (1997). Lesbian motherhood: The impact on child development and family functioning. Journal of Psychosomatic Obstetrics and Gynecology, 18, 1-16.
(17)    Parks, C. A. (1998). Lesbian parenthood: A review of the literature. American Journal of Orthopsychiatry, 68, 376-389
(18)    Patterson, C. J. (2000). Family relationships of lesbians and gay men. Journal of Marriage and the Family, 62, 1052- 1069
(19)    Patterson, C. J., & Chan, R. W. (1996). Gay fathers and their children. In R. P. Cabaj & T. S. Stein (Eds.), Textbook of homosexuality and mental health (pp. 371-393). Washington, DC: American Psychiatric Press, Inc.
(20)    Perrin, E. C. (2002). Sexual orientation in child and adolescent health care. New York: Kluwer Academic/Plenum Publishers.
(21)    Stacey, J., & Biblarz, T. J. (2001). (How) Does sexual orientation of parents matter? American Sociological Review, 65, 159-183.
(22)    Tasker, F. (1999). Children in lesbian-led families—A review. Clinical Child Psychology and Psychiatry, 4, 153-166.
(23)    Victor, S. B., & Fish, M. C. (1995). Lesbian mothers and their children: A review for school psychologists. School Psychology Review, 24, 456-479.
(24)    Loes van Rijn-van Gelderen, Henny M.W. Bos a, Nanette K. Gartrell. Dutch adolescents from lesbian-parent families: How do they compare to peers with heterosexual parents and what is the impact of homophobic stigmatization?. Journal of Adolescence 2015; (40).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s